Comunicados de Prensa

Sanders: Nuestro Sistema de Justicia Penal No Funciona, Acabar con las Prisiones Privadas es un Buen Primer Paso para Arreglarlo

Burlington, VT – El senador Bernie Sanders afirmó hoy que Estados Unidos necesita grandes reformas a nuestro ineficiente sistema de justicia penal, y dijo que un buen paso a repararlo sería poner fin a la práctica de las cárceles dirigidas por corporaciones privadas en Estados Unidos. Él planea introducir legislación en los próximos días para lograr precisamente eso.

En 2013, de los casi 1.6 millones de personas en las prisiones federales y estatales, 133,044 (8.4 por ciento) pertenecían a prisiones manejadas por corporaciones privadas. Eso incluyó 41,150 presos federales en centros privados (19.1 por ciento de todos los presos federales) y 91,885 prisioneros estatales de instituciones privadas (6.8 por ciento de los presos estatales). La mayoría de los individuos detenidos por Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) también se encuentran en centros de detención privados.

“Es muy claro para la mayoría de los estadounidenses que necesitamos reformas profundas en nuestro sistema ineficiente de justicia penal”, dijo Sanders. “Tenemos que darle fin a la trágica realidad de que Estados Unidos tiene hoy más gente en la cárcel que cualquier otro país del mundo, y que los individuos que están siendo encarcelados son desproporcionadamente negros e hispanos. Tenemos que examinar detalladamente por qué la tasa de reincidencia en este país es tan alta y por qué no estamos desarrollando trayectorias exitosas de reintegración a la sociedad civil para quienes cumplieron sentencias en prisión. Además, tenemos que darle fin, de una vez por todas, a la vergonzosa práctica de permitir que las corporaciones se enriquezcan encarcelando a estadounidenses.

“Como nación, nuestro objetivo debe ser siempre hacer todo lo posible para crear las condiciones que impidan la encarcelación masiva. Hoy en día estamos gastando $50 mil millones al año en nuestro sistema penitenciario, y para mí tendría más sentido invertir en empleos y educación para nuestros jóvenes que en más y más cárceles. No sólo podemos evitar que miles de vidas sean destruidas, podemos ahorrar miles de millones de los dólares que estamos pagando en impuestos. Encarcelar a nuestro pueblo es mucho más caro que construirles escuelas”, dijo Sanders.

“En general, necesitamos un cambio audaz en nuestro sistema de justicia penal. Un buen primer paso es comenzar a tratar a los presos como seres humanos, y no buscar ganancias de su encarcelamiento. Nuestro énfasis debe estar en la rehabilitación, y no en el encarcelamiento y el alargue de sentencias de prisión. Las decisiones fundamentales relativas a la justicia penal y seguridad pública son, sin duda, la responsabilidad de los ciudadanos de nuestro país, no la de los cuentahabientes de empresas privadas.”

“Mi legislación eliminará contratos federales, estatales y locales para las prisiones de gestión privada dentro de 2 años; restablecerá el sistema de libertad condicional federal; aumentará la vigilancia hacia estas empresas privadas y eliminará las sobrecargas a reclusos por el uso de servicios bancarios y otras necesidades; pondrá fin a la cuota obligatoria de inmigrantes detenidos; requerirá que ICE mejore el monitoreo de los centros de detención; y eliminará los centros privados de detención en un periodo de 2 años.”

Sanders realizará la introducción de este proyecto de ley la próxima semana.