Comunicados de Prensa

Sanders se Reúne con Líderes Comunitarios Puertorriqueños

NUEVA YORK – Durante una reunión con líderes de la comunidad puertorriqueña de Nueva York, el senador estadounidense Bernie Sanders hizo un llamado al Congreso para priorizar las necesidades del pueblo boricua por encima de la codicia de los inversionistas en Wall Street al hacerle frente a la crisis financiera de la isla.

“Tenemos una grave crisis económica y humanitaria,” en Puerto Rico actualmente, Sanders explicó. “Cincuenta y ocho por ciento de los niños en Puerto Rico están viviendo en la pobreza. El día de hoy, Puerto Rico tiene una deuda de $73 mil millones y la solución a esta crisis no es a través de más austeridad. El Congreso debe actuar inmediatamente para reestructurar esa deuda.”

Los republicanos en el Congreso han propuesto la creación de una junta de supervisión que no sería puesta a votación ante el pueblo puertorriqueño pero que tendría la facultad de realizar aún más recortes al presupuesto de Puerto Rico y elevar impuestos sin la aprobación del gobierno.

Sanders ha rechazado la propuesta de los republicanos, argumentando que “Nosotros no podemos ceder ante las demandas de fondos carroñeros que afectarán más a esos niños” que están viviendo en la pobreza.

Por el contrario, el plan de Sanders la dará a Puerto Rico la misma autoridad propia de cada municipalidad en Estados Unidos para reestructurar su deuda bajo la supervisión de una corte de bancarrota. Importantemente, cualquier porción de esta deuda que haya sido incurrida en violación a la Constitución de Puerto Rico, deberá ser inmediatamente separada.

Además de abordar la crisis fiscal, como presidente Sanders dijo que creará más de 150,000 empleos bien pagados en Puerto Rico promulgando un programa nacional de trabajo para reconstruir nuestra desmoronada infraestructura. Él también invertirá en energía limpia para la isla y así disminuir el costo del combustible, crear empleos, y lograr una transición que cambie el uso de combustibles fósiles por fuentes de energía eficientes y renovables.

El futuro político de la isla “debe ser decidido por la gente de Puerto Rico. Debe efectuarse un referéndum para dejar que los puertorriqueños decidan”, apuntó Sanders. “Necesitamos crear un gobierno que funcione para todos nosotros, no sólo el 1 por ciento.”

La mesa redonda entre Sanders y los líderes comunitarios puertorriqueños en Nueva York ocurrió a sólo unas horas antes de que los neoyorquinos se dirijan a las casillas a votar. En un lapso de tan sólo dos semanas Sanders ha acortado a la mitad la ventaja de Hillary Clinton en el estado. De acuerdo a una encuesta reciente conducida por NY1, los votantes latinos prefieren a Sanders sobre Clinton 55 a 38 por ciento.