Donar

Cumplir nuestro compromiso con nuestros veteranos

Mientras que la gente puede estar en desacuerdo sobre cuándo debe nuestro país ir a la guerra, nunca debe debatir sobre si cumpliremos las promesas hechas a los hombres y mujeres que han servido en el ejército de nuestro país. Como nación, tenemos la obligación moral de brindar atención de la mejor calidad a aquellos que arriesgan sus vidas para defendernos. Así como los aviones, los tanques y las armas son un costo de la guerra, también lo es cuidar a los hombres y mujeres que enviamos para luchar en la guerra. Eso incluye cuidar a los cónyuges e hijos que tienen que reconstruir sus vidas después de la pérdida de un ser querido. Eso incluye cuidar a los cientos de miles de veteranos con múltiples amputaciones o pérdida de la vista, trastorno de estrés postraumático y lesión cerebral traumática. Eso incluye a los veteranos que luchan por mantener los trabajos en los que dependen para pagar sus cuentas, e incluye la terrible tragedia de los veteranos que se suicidan. Debemos: