Donar

Luchar por el comercio justo y los trabajadores

Necesitamos una nueva política comercial que genere empleos dignos en los Estados Unidos y termine la carrera hacia el fondo. Las corporaciones estadounidenses no pueden seguir echando a los trabajadores estadounidenses a la calle mientras subcontratan nuestros trabajos y disfrutan de ganancias récord. A pesar de la fuerte retórica del presidente y las tarifas azarosas, bajo el mandato de Trump, ahora tenemos un déficit comercial anual récord de $890 mil millones en bienes. Y desde que Trump fue elegido, las corporaciones multinacionales han enviado 185,000 empleos al extranjero. Esto es inaceptable.

Como parte de una nueva política comercial, debemos:

El comercio es algo bueno, pero tiene que ser justo.