The Green New Deal

Cuestiones

El nuevo trato verde

“Le decimos a Donald Trump y a la industria de los combustibles fósiles que el cambio climático no es un engaño, sino que es una amenaza existencial para nuestro país y para todo el planeta… y nosotros tenemos la intención de transformar nuestro sistema de energía, alejándolo de combustible fósil, y convirtiéndolo en uno de eficiencia energética y energía sostenible y, en el proceso, crear millones de empleos bien pagados. Todos tenemos la responsabilidad moral de asegurarnos de que el planeta que dejamos a nuestros hijos y nietos sea saludable y habitable.” -Bernie Sanders, marzo de 2019

Bernie Signature

Puntos Clave

  • Transformar nuestro sistema de energía a energía 100 por ciento renovable y crear 20 millones de empleos necesarios para resolver la crisis climática.
  • Garantizar una transición justa para las comunidades y los trabajadores, incluyendo los trabajadores de combustibles fósiles.
  • Garantizar la justicia para las comunidades de primera línea, especialmente los grupos de escasos recursos, las comunidades minoritarias, los nativos americanos, las personas con discapacidades, los niños y las personas de la tercera edad.
  • Ahorrar dinero a las familias estadounidenses con inversiones en climatización, transporte público, infraestructura moderna y banda ancha de alta velocidad.
  • Comprometamos a reducir las emisiones en todo el mundo, incluyendo proporcionar $200 mil millones al Fondo contra el Cambio Climático, reincorporar al Acuerdo de París y reafirmar el liderazgo de los Estados Unidos en la lucha global contra el cambio climático.
  • Invertir en conservación y tierras públicas para sanar nuestras tierras, bosques y praderas.
  • Poner fin a la avaricia de la industria de los combustibles fósiles y que rindan cuentas.

Detalles

El cambio climático es la mayor amenaza que enfrenta nuestro planeta. Sin embargo, las enormes corporaciones multinacionales de combustibles fósiles han gastado cientos de millones de dólares para fomentar su codicia y proteger sus ganancias a costa de nuestro medio ambiente y nuestro futuro.

El reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) ha dejado claro que, si no reducimos sustancialmente la cantidad de carbono en nuestra atmósfera en menos de 11 años, los costos humanos, ambientales y económicos serán severos e irreversibles.

El cambio climático no es un problema en el que tendremos que preocuparnos dentro de 50 años. El abrumador consenso científico indica que el cambio climático ya está exacerbando los fenómenos meteorológicos extremos, como las olas de calor, los incendios forestales, las sequías, las inundaciones y los huracanes. El cambio climático ya está afectando negativamente los valores de propiedad inmobiliaria debido al aumento del nivel del mar, y a la agricultura mundial y la seguridad alimentaria debido al cambio de la disponibilidad de agua, las inundaciones y la sequía. Estas tendencias sólo continuarán a medida que las temperaturas globales y los niveles del mar sigan aumentando. Necesitamos un presidente - Bernie Sanders - que entienda que el cambio climático es real y una amenaza existencial para nuestro país y para todo el planeta. Cuando estemos en la Casa Blanca, vamos a:

  • Aprobar un Green New Deal para ahorrar dinero a las familias estadounidenses y generar millones de empleos al transformar nuestro sistema de energía, alejándonos de combustibles fósiles, al 100% de eficiencia energética y energía sostenible. Un Green New Deal protegerá a los trabajadores y a las comunidades en las que viven para garantizar una transición a buenos salarios y empleos sindicalizados.
  • Invertir en infraestructura y programas para proteger a las comunidades más vulnerables de los impactos climáticos extremos, como los incendios forestales, el aumento del nivel del mar, la sequía, las inundaciones y el clima extremo como los huracanes.
  • Reducir las emisiones de contaminación de carbono de nuestro sistema de transporte, mediante la construcción de trenes de alta velocidad para pasajeros, vehículos eléctricos y transporte público.
  • Prohibir la perforación y la construcción de nueva infraestructura para combustibles fósiles y mantener el petróleo, el gas y el carbón en el suelo, mediante la prohibición de arrendamientos de combustibles fósiles en tierras públicas.
  • Terminar con las exportaciones de carbón, gas natural y petróleo.